formularioHidden
formularioRDF

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies (actualizada el 20-05-2019).

Un paso adelante

tipo de documento Nota

Sobre este recurso...

Visitas 302

Valoración 0 Gústame

Un paso adelante

    El mundo, la sociedad, la economía y los valores han estado en evolución desde el principio de los tiempos y sí, cada vez a una mayor velocidad, haciendo más difícil nuestra adaptación.  Los cambios han afectado las competencias y exigencias profesionales, pero también nuestras aspiraciones personales y de vida. 

   Esto ha abierto el debate sobre nuestro modelo educativo. Para algunos molesto, injusto e innecesario, pero para muchos una oportunidad de transformación y crecimiento. Les llaman los “héroes” de la educación porque empezaron siendo islas en sus centros educativos. Hoy son ya una red de emprendedores “infectados” con el virus que los lleva a aprender, trabajar y transformarse para poner la educación al servicio de las necesidades de sus alumnos.

     Espiral es sin duda, y lo ha sido en los últimos 30 años, un espacio de contagio y expansión de este virus, de este afán continuo por aprender unos de otros y llegar al aula con nuevas y mejores ideas. Con ese afán surgen los Premios Espiral que por años han premiado el trabajo de aquellos docentes y profesionales que aprenden y transmiten con el sincero y humilde afán de impactar sobre el resto de sus compañeros, enseñando aquello que mejor saben hacer, volcarse en sus alumnos.

     El año pasado, en su XIII edición nos sorprendieron con otro paso adelante. Transformar los premios para convertirlos en un espacio en el que se comparten y premian prácticas reales. Ha llegado el momento, sin duda, de pasar de la teoría a la acción, de la reflexión a la práctica. Nuestros alumnos no pueden esperar más.

     Son muchos los docentes que piensan sus prácticas, que reorganizan los contenidos, que diseñan, buscan y plantean una forma distinta de hacer para enganchar, motivar e implicar a sus alumnos, para hacerles sentir parte de ese proceso que se llama aprender y que nos construye por dentro y por fuera. 

     La labor del docente es dura y exigente y sólo recompensa cuando sientes que de verdad estás impactando positivamente en tus alumnos, que aquello que sucede en tu aula tendrá una trascendencia mayor que la mera nota académica. Yo aún recuerdo a todos mis maestros de la entonces E.G.B. No tenían más herramientas que una pizarra de tiza, éramos 40 en el aula, muchos no tenían libros ni enciclopedias en sus casas, ni padres que les pudieran ayudar con las tareas. 

     Pero nos conocían y conocían su trabajo. Y de un modo muy personal, lograban personalizar la enseñanza y darnos a cada uno, el trocito de ellos que necesitábamos. Y recuerdo a mi profesor y también director en el instituto, el gran Joan Vaello, que despertó en mi la pasión por mi profesión, que nos enseñó a pensar, a indagar, a tomar las riendas de nuestro aprendizaje, a tener voz y voto y aspiraciones elevadas. Él quizá no me recuerde, y desde luego, no sabe cuánto de lo que hoy escribo y comparto, cuántos de mis logros y aprendizajes, y cuánto de lo que hoy traslado a mis alumnos, tienen las raíces en lo que en él vi y él me enseñó.

     Esa es la magia y la esencia de la docencia, y allí reside también su dureza y soledad, sólo apta para los que tienen la paciencia de esperar a que las semillas crezcan y la generosidad para dejar que sean otros los que disfruten de la belleza de sus flores.

      Y es ahí donde los PREMIOS ESPIRAL responden a ese espacio vacío que siente el docente que se implica, que se mueve, que aprende. Le ofrece un espacio donde compartir y sentirse acogido por sus iguales. Un lugar de reconocimiento a sus esfuerzos y desvelos. Un altavoz para que sus ideas sean oídas. Un escaparate para demostrar que todos podemos hacer nuestra labor, siempre un poquito mejor.

   Cada nueva edición supone un paso adelante más en el camino sin fin de la continua adaptación. Cada nueva edición nos deja boquiabiertos ante la imaginación, creatividad e implicación de una red de docentes que no deja de crecer. Cada nueva edición nos hace aprender más y con más profundidad sobre una labor compleja que no puede nunca dejar de innovar, porque en sus aulas cultiva el futuro de nuestra sociedad.  ¡Bienvenidos a la XIV edición!

 

Paulina Bánfalvi

Equipo Jurado XIV Edición

Categorías:

Etiquetas:

Respéctase a licenza orixinal do recurso.

0 comentarios

Queres comentar? Rexístrate ou inicia sesión

Inscripción

Odite: Tendencias Educativas 2019

Bases del Premio

Hazte soci@ Espiral

Juegos

Mapas

CARGANDO...

Ir a Mapas
Un museo virtual con más de 17.000 obras de arte

CARGANDO...

Ir a Mis Museos
Biblioteca

CARGANDO...

Ir a BNEscolar
EduBlogs

CARGANDO...

Ir a Edublogs
Odite

CARGANDO...

Ir a Odite